sábado, 11 de febrero de 2012

miedo.

Llegas, ahi esta con esa sonrisa que tanto le caracteriza, por unos segundos el mundo se congela, y no puedes hacer otra cosa que sonreirle.
Se acerca y te da dos besos, y si, sigue oliendo a esa colonia que tanto te gusta.
Y piensas, ya esat hoy es el día, hoy es el dia en el que decides hablar seriamente con él, pero no encuentras el momento adecuado, y piensas, claro, nunca hay un momento adecuado, y cuando lo hay no te salen las palabras, estás tan agusto con él que no quieres romper el momento con tus tontas palabras.
Y piensas... ¿ que pasaria si se lo dijera?, ¿cambiarian las cosas?, exacto, sabes que todo cambiaria que nada volveria a ser como antes, por eso prefieres callarte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario