jueves, 26 de abril de 2012

mika&nika.

Te levantas, y ves un " buenos dias", si es suyo, es él, y esbozas una pequeña sonrisa, apartandote las mantas de encima, y piensas, voy a levantarme, y sí esas dos insignificantes palabras son las que te dan fuerzas para seguir, porque si fuera por ti, te quedarias en la cama acurrucada en un rincón llorando todo lo que pudieras y más, y pidiendo los mimos más mágicos de todo el mundo, los de tu madre.
Llegas a clase, ya está ahi tu tutor, y piensas que pesado, ahora me dirá algo como todas las mañanas, piensas en saludar con una sonrisa, en aparentar normalidad para que no te pregunte que pasa, y eso haces, bien, la cosa ha salido bien.
Sigues hablando con él, y por momentos consigues descentrar la cabeza de tu mayor preocupación, ¿la verdad? se lo agradeces, a tu manera, pero lo agradeces.
Y sí, llega un punto del día que rompes, rompes a llorar, pero decides ser más fuerte que esos momentos que nunca habrá entre vosotras, esos momentos de confidencias que ya no serán lo mismo, ni esas tardes en moncloa... ahora ya nada va ser igual, pero sabes que vovolerá y sabes que este mes es solo una prueba de lo que puede pasar más adelante.

miércoles, 18 de abril de 2012

ya te echo de menos.

Te levantas, es un dia normal, nada fuera de lo común, hasta que decides preguntar que tal, y entonces es cuando notas que tu mundo se viene encima, y piensas solo dos semanas, vuelves a esa sensación de no saber que hacer, de no saber como actuar.
Esa situación en la que solo puedes ver como todo empeora, y no puedes hacer naad para evitarlo.
Y no, no quieres más despedidas rápidas, no quieres que se vaya, ella no.
Sabes que sigue a tu lado, pero ya notas que te falta, y no, no puedes demostrar debilidad, no delante de ella.
Entonces vuelves a lo de siempre, vuelves a ese esfuerzo sobrenatural de poner tu mejor sonrisa, cuando realmente solo quieres romper a llorar, vuelves a callar todas esas palabras que te gustarian soltar, vuelves  a esos "estoy bien".
Y sí, sabes que estás siendo egoísta, demasiado, pero sabes tambien que llendose no soluciona nada.
Te calmas, y piensas, todavía no sabes como acabará todo, pero todavia tienes alguna esperanza.


Y esque  no puedes recordar 16 años en tan solo dos semanas.

lunes, 16 de abril de 2012

tu sonrisa.

Y te paras a pensar, no sabes si es casualidad, el destino, o simplemente rutina a la que ahora la das más importancia.
Pero sí, ahora coincides más con él, ahora hablas con el todos los días, ahora te has acostumbrado a sus tonterias, a sus buenas noches.
Y te das cuenta, que poco a poco lo que hacía años era imposible, ahora es lo que deseas, aquello que habias evitado durante años, sin darte cuenta era lo que realmente buscabas, y lo que realmente te hacía feliz.
Ahora ves que necesitas cada una de sus palabras, y que duermes tranquila gracias a él, y que te levantas con una sonrisa cada vez que ves sus palabras escritas en la pantalla del movil.
Y  desde aquel campamento de verano, solo deseas que llege el momento adecuado para soltar todo lo que llevas dentro durante tanto tiempo.

domingo, 8 de abril de 2012

porque sí.

Ella le pidió que fuera a verla, él al final dijo que sí, tampoco tuvo que insistir mucho.
Como siempre acabaron los dos solos, y hablaron, hablaron de muchas cosas, bueno digamos que habló, ella era feliz solo con escuchar y mirar aquella forma tan peculiar que tenia él de contar las cosas.
Era tarde,recogieron y sí, el cogió aquellos pequeños dibujitos que ella habia recortado en aquel caucho eva blanco, y se los guardó en un bolsillo, apagaron la luz, y cerraron con llave.
Ya de camino a casa seguian hablando, llegó el primer cruce, y ella decidió cruzar por el siguiente, hicieron una apuesta, a ver cual de los dos llegaba antes, si ella andando a una calle de su casa, o él en bici a tres.
Alfinal ganó ella, le dió un beso, subió las escaleras, entro en el portal con un adiós de fondo y una sonrisa en la cara cerró la puerta, giró la cara y se despidió con la mano.
Cuando él la vió dentro ya, fue cuando se subió en la bici, echo un ultimo vistazo y se fue.



miércoles, 4 de abril de 2012

tonta de mi.

Ahí estaban, ese mismo día en el que ambos habían estado en la misma situación, y los dos reaccionaron poniendose rojos.
Ese mismo dia en el que ella se levantó triste, y él fue quien la sacó una sonrisa a primera hora.
Era ya de noche, los dos se esperaron para ir a fregar los platos, como todos los dias desde que se conocen. Estaban ellos dos solos, uno frente al otro, y derrepente él abrió el grifo de agua caliente. "Mira lo que pasa", le dijo.
Ella con esa ironía que tanto la caracteriza soltó un " Alaa sale vao, que cosas  ehh!"
Él la miró, ella reia.
En ese momento fue como si el tiempo se hubiera parado para los dos.
" No tonta, mira el espejo" le reprochó el.
Ella sin mucha fe, lo miró, la verdad es que se pensaba que seria algun truco de esos que el siempre hacia, y que a ella tanto le gustaban.
Y sí, la verdad es que lo fue.
Cuando miré el espejo, ví como iba apareciendo un  I love you... le miré, me miró y solo pude darle un abrazo.
En ese momento, todas mis dudas se fueron, era él.