miércoles, 4 de abril de 2012

tonta de mi.

Ahí estaban, ese mismo día en el que ambos habían estado en la misma situación, y los dos reaccionaron poniendose rojos.
Ese mismo dia en el que ella se levantó triste, y él fue quien la sacó una sonrisa a primera hora.
Era ya de noche, los dos se esperaron para ir a fregar los platos, como todos los dias desde que se conocen. Estaban ellos dos solos, uno frente al otro, y derrepente él abrió el grifo de agua caliente. "Mira lo que pasa", le dijo.
Ella con esa ironía que tanto la caracteriza soltó un " Alaa sale vao, que cosas  ehh!"
Él la miró, ella reia.
En ese momento fue como si el tiempo se hubiera parado para los dos.
" No tonta, mira el espejo" le reprochó el.
Ella sin mucha fe, lo miró, la verdad es que se pensaba que seria algun truco de esos que el siempre hacia, y que a ella tanto le gustaban.
Y sí, la verdad es que lo fue.
Cuando miré el espejo, ví como iba apareciendo un  I love you... le miré, me miró y solo pude darle un abrazo.
En ese momento, todas mis dudas se fueron, era él.






3 comentarios:

  1. Sólo tus palabras podían hacer que me emocionara =)

    ResponderEliminar
  2. Solo él podia hacer que yo escribiera estas cosas. :$

    ResponderEliminar