martes, 12 de junio de 2012

reencuentro inesperado.

Fin de la semana, estabas agotada, y lo peor solo acababa de comenzar, pero esa tarde decides tomartela libre.
Llegabas a tu destino, andabas sin semana, ese sitio te recordaba a él, y sabias que todavía habia dos largas semanas hasta que volvieras a verle, derrepente subiste la cabeza y ahí estaba él, te habia visto y te recibió con una gran sonrisa, sin darte cuenta en tu cara el gesto tambien había cambiado, le diste un beso y un abrazo, sí, le echabas de menos, y por su comportamiento parecia que él tambien a ti.
Apesar del tiempo, seguíais teniendo complicidad, incluso tal vez más, y no solo lo habías notado tú, tambien te lo dijeron varias amigas que os vieron.
Pasó el finde y volvias a tu semana agobiadora llena de examenes, pero no la llevaste tan mal, él te hablaba todos los días, y tu a él tambien para qué mentirnos.
Os entendiais demasiado bien, sin daros cuenta os conocias demasiado, más de lo que os imaginabais, y eso hacía más fácil todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario