jueves, 29 de noviembre de 2012

El primer amor nunca se olvida.

Es otoño, hace frío, sin embargo decides ir a dar una vuelta por el retiro.
El suelo está lleno de hojas, marrones, amarillas... y sí, pasas por aquel sitio y no puedes evitar pensar lo feliz que fuiste ahí años atrás.
Apesar de todo siempre le tendrás un huquito en el corazón y es que fue él el primero en robarte un beso en aquel banco, bajo aquel árbol.
Y sin evitarlo un cosquilleo recorre tu cuerpo al recordarlo, como si por un momento hubieras vuelto a ser aquella niña de quince años.


tu y yo.




miércoles, 28 de noviembre de 2012

Pequeña distracción.


Se conocían desde hacía ya un año, aún así seguían siendo dos desconocidos con demasiada confianza. 
Digamos que eran eso, pequeñas distracciones en sus ajetreadas vidas.