miércoles, 28 de noviembre de 2012

Pequeña distracción.


Se conocían desde hacía ya un año, aún así seguían siendo dos desconocidos con demasiada confianza. 
Digamos que eran eso, pequeñas distracciones en sus ajetreadas vidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario