jueves, 31 de enero de 2013

sabía que no debía.

Cuando apareció él le dió sentido otra vez a todo, le hizo sonreir de nuevo, pero ella sabía que no debía enamorarse, las cosas bonitas pronto vienen y proto se van.
No quería volver a perderle pero sabía que eso tarde o temprano acabaría ocurriendo.
Estaba destinada a no tener compañero.



miércoles, 30 de enero de 2013

25 de enero de 2013

Ese día ella decidió sublevarse, y llevó acabo aquel golpe de estado contra sus sentimientos y pensamientos.
Sinceramente... lo mejor que pudo hacer.

martes, 29 de enero de 2013

encuentros, reencuentros.

Es lunes, el día más largo de la semana, llegas a las nueve de la noche cansada, sueltas las cosas corriendo y vas a ponerte el pijama de fondo oyes a tu madre diciendo que tenéis visita, tal vez sea tu prima, o tu tía, y vas a saludar, pero no.
Era ella, la persona que tal vez menos te esperabas en madrid, estaba allí en tu casa, eras feliz, no podías dejar de escucharla y sonreir, realmente eras feliz.
Esa noche dormiste muy contenta, hacía tiempo que no sonreías de tal manera, ¿y al día siguiente? al día siguiente seguías con esa sonrisa, pensabas que ya no podrían darte más sorpresas hasta que esa misma noche te metiste en facebook, tenias unas cuantas peticiones de amistad, la verdad que la mayoría te sorprendieron bastante, pero hubo una que fué la que más captó tu atención.
No podías creertelo era él, tu amor de la juventud, aquel chico con el que compartiste millones de conversaciones y sentimientos através de la pantalla, al que nunca pudiste conocer en persona por la distancia, pero aún así, habia complicidad y os entendíais a la perfección, y la verdad es que después de tanto tiempo, pensabas que no se acordaría de ti.
Os pusisteis ha hablar y la complicidad seguía ahí era como si el tiempo no hubiera pasado para vosotros.
La verdad es que ahora ya sí que no dabas crédito.






Y es que a veces los problemas vienen de golpe, pero las alegrías tambien...