jueves, 31 de enero de 2013

sabía que no debía.

Cuando apareció él le dió sentido otra vez a todo, le hizo sonreir de nuevo, pero ella sabía que no debía enamorarse, las cosas bonitas pronto vienen y proto se van.
No quería volver a perderle pero sabía que eso tarde o temprano acabaría ocurriendo.
Estaba destinada a no tener compañero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario