martes, 26 de febrero de 2013

días.

La verdad que estás deseando que sea el día, verle, abrazarle y darle todos esos besos que llevan su nombre.
Pero no puedes evitar ese miedo, miedo a que las cosas no vayan como piensas, o miedo a que las cosas vayan mejor de lo que piensas, miedo a lo que pueda suceder.
Igual hablar de enamorada es demasiado, pero que estás ilusionada es un hecho, y tienes miedo de cagarla, no sólo con él, sino con tu vida otra vez, miedo de arriesgar en algo que acabará en la nada, miedo de currarte cosas que acabarán en un cajón en los últimos y escondidos recuerdos de esa persona.
Pero ahora solo puedes contar los días que faltan, y disfrutar de esos cuatro días junto a él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario