viernes, 22 de marzo de 2013

Nuestra pequeña historia.

Aquel 15 de marzo, como no, ella a pesar de ser un día especial, hizo presencia de aquella impuntualidad que siempre la acompañaba, salió del metro y allí estaba él esperandola, apoyado en aquella esquina, se acercaron y antes de poder articular palabra él la abrazó.
Se vió envuelta en sus brazos y en un " Por fin cariño después de cuatro años, nos vemos..."
Le pareció el abrazo más bonito jamás dado, y la verdad se habría quedado horas y horas sin cansarse entre aquellos brazos.
Entre risas, miradas tímidas e inesperados roces de manos paseaban por aquel bulevar, que tanto le gustaba a ella.
Por la noche ella fué a buscarle al hotel, allí estaba ya preparado y esperando como un niño impaciente a que llegara, se saludaron con un beso veloz, pero de esos que dicen mil cosas, se dieron la mano y se perdieron en la noche de Madrid.
Eran celosos, se querían el uno para el otro, y sin darse cuenta estaban escribiendo el comienzo de una historia, de sus futuros recuerdos.
Aquella noche entre risas y miradas se prometieron todos los besos que no se habian dado en tantos años, "Quiero ser el que más besos te de...".
La luz entraba ya entra las cortinas, ella se despertó y miró la perfeccion que él desprendía, poco después se despertó la dió un beso y ella le dejó allí duermiendo.
no eran las doce y ya se echaban de menos, le dieron la mano y decidieron ver Madrid, la gente se dirigía a ellos como la pareja o parejita, la verdad que sonaba raro, pero llegó un momento que se acostumbraron.
Vieron el bernabeu, estuvieron cenando con los amigos de ella, y volvieron al hotel muertos.
Esas noches se podía resumir en todo lo que siempre había soñado.
Aquel lunes, cuatro días después de su primer beso, su primer abrazo, su primera mirada y sus primeras palabras, cambiaron los papeles, esta vez fué él quien iba a buscarla, pasearon y rieron por el barrio que la habia visto crecer, y fueron al aeropuerto, entre besos y despedidas juraron volver a verse, y desde ese momento, sueñan con ese momento.